Noticia

Resto del personal de salud será vacunado entre marzo y abril: Ssa

Más de 300 mil trabajadores de la salud que no están en la primera línea de atención al COVID-19 serán vacunados contra el coronavirus durante marzo y abril, a la par de los adultos mayores


Staff

 

Más de 300 mil trabajadores de la salud que no están en la primera línea de atención al COVID-19 serán vacunados contra el coronavirus durante marzo y abril, a la par de los adultos mayores, dijo Ricardo Cortés, director general de promoción de la salud.

En conferencia, el funcionario explicó que el gobierno federal elaboró una clasificación del personal de salud de primera línea, segunda línea y tercera línea de atención para tener un orden de prioridad.

En total, se calcula que hay un millón 100 mil trabajadores de la salud en México, de los cuales al menos 766 mil 257 que ya recibieron su primera dosis corresponden a la primera línea de atención. Los poco más de 333 mil restantes forman parte de la segunda y tercera línea.

Sobre la clasificación 

La clasificación está dada en función de la exposición que tiene el trabajador a los enfermos de coronavirus en las unidades de salud.

 

La primera línea está conformada por trabajadores con un alto o muy alto grado de exposición potencial al SARS-CoV-2, por ejemplo los hospitales COVID, trabajadores de triage respiratorio, manejo, traslado (atención prehospitalaria) o terapia de pacientes sospechosos o confirmados de COVID.

También están contemplados aquellos que laboran en los laboratorios de diagnóstico, que toman muestras para las pruebas de COVID, y los empleados de los centros de salud y unidades de primer nivel que atienden casos de COVID.

La segunda línea son los hospitales que atienden otras enfermedades y no reportan a la RED IRAG ni al Sisver, así como los trabajadores de hospitales COVID que no forman parte de las áreas de mayor exposición al virus, pero sí en espacios susceptibles de tener contacto con pacientes portadoras del SARS-CoV-2.

Por último, la tercera línea es el personal que no cumple las definiciones anteriores y que por sus funciones no están expuestos a contacto con pacientes sospechosos o confirmados de COVID, lo que incluye áreas administrativas y de apoyo.

Todos estos trabajadores serán inmunizados durante la segunda etapa de la Política Nacional  de Vacunación, que va de febrero a abril y donde también se protegerá a las personas de 60 años y más.

“Para que después, si todo sale bien y se reciben las vacunas que están contempladas recibir, estaremos todas las personas del sector de la salud con una  dosis aplicada”, comentó desde Palacio Nacional.

En los últimos días han surgido múltiples protestas del personal de distintas unidades de salud que exigen cuanto antes la vacunación para todos los trabajadores. La más reciente fue hoy con personal del Hospital Infantil de México.

En comparación con los poco más de 766 mil trabajadores de primera línea que ya han recibido al menos una dosis, Ricardo Cortés reconoció que la velocidad para vacunar al resto del personal sanitario será más lenta debido a factores como la disponibilidad de vacunas y a que en la segunda etapa del plan se tienen que inmunizar 14.4 millones de adultos mayores.

“Hay que tener en cuenta que ahorita sí queremos pisar el acelerador con la vacunación de personas adultas mayores por el extraordinario beneficio en salud pública e impacto en la reducción de la mortalidad”, señaló Cortés Alcalá.

En caso de que haya trabajadores que están en primera línea de atención y no han recibido vacuna, Ricardo Cortés recomendó que estas personas se acerquen a las autoridades de sus unidades de salud para saber cuándo podrían ser vacunados.

Sobre las dosis de Pfizer Sinovac que llegaron esta semana, el funcionario mencionó que aún está por definirse en qué municipios se utilizarán estas vacunas.

Debido a que una parte son para vacunar a la población de mayor edad, uno de los criterios de definición es lograr que las dosis alcancen para cubrir a todos los adultos de 60 años y más de las localidades seleccionadas.

 Añadió que en algunos casos, han tenido cambios de planes en algunos municipios elegidos porque se presentan situaciones imprevistas y como ejemplo mencionó las bajas temperaturas en Nuevo León.


Compartir esta Noticia:

Comentarios