Noticia

Se descarrila tren en Acultzingo



Staff

@linea_th

 

La madrugada de este 30 de diciembre 11 vagones de un convoy de la empresa Ferrosur que transportaba vehículos fabricados en la planta Volkswagen de Puebla, se descarrilaron en el estado de Veracruz luego de que delincuentes cortaron más de 2 metros de vía para provocar el siniestro que no dejó personas lesionadas pero sí cuantiosos daños materiales y pérdidas para la firma alemana.

Según reportaron diversos medios locales, los hechos habrían ocurrido aproximadamente a las 3:00 de la madrugada cuando el convoy transitaba a la altura del municipio de Acultzingo, en el paraje conocido como La Pera, específicamente a la altura del kilómetro 293+300, donde fueron cortadas las vías.

Según informó el Sindicato Nacional de Trabajadores Ferrocarrileros de la República Mexicana en Veracruz, adscritos a la Sección 20, fue a través de un sistema denominado dirigible, el cual le da elasticidad a los vagones entre cada una de sus uniones, lo que permitió que los tres tripulantes del ferrocarril lograran ponerse a salvo al momento en el que el convoy comenzó a descarrilarse.

De forma preliminar se sabe que a bordo del tren viajaba Artemio DorantesRené Hernández y Abimael Hernández, quienes tenían los cargos de conductormaquinista y garrotero, respectivamente, mismos que se reportaron ilesos y fueron los encargados de dar aviso a sus superiores para enviar apoyo dada la magnitud del siniestro.

De los 11 vagones dañados se sabe que seis quedaron completamente volcados mientras que otros cinco quedaron ladeados al lograr detenerse con las uniones de los otros vagones, sin embargo la carga que era de automóviles de la marca Volkswagen ensamblados en Puebla, de diferentes modelos, habría sufrido daños por la fuerte sacudida.

Debido a que los sucesos ocurrieron durante la madrugada, la oscuridad y la zona remota en la que tuvieron lugar, provocó que fuera hasta cerca de las 8:00 de la mañana de este miércoles cuando la empresa Ferrosur envió trenes de auxilio procedentes de Puebla y la Ciudad de México para tratar de rescatar parte de la carga y liberar las vías férreas que se encuentran obstruidas y dañadas.

Por este hecho no se reportaron personas detenidas y tampoco que alguna unidad haya sido sustraída, toda vez que las bandas delincuenciales que operan en esta zona se dedican a volcar los vagones esperando hacerse con el metal que queda abandonado por la empresa para después poder venderlo como fierro viejo y rescatar lo que pueda quedar de la carga, que en su mayoría suelen materiales para la construcción o granos.

Hasta el mediodía la empresa Volkswagen de México no ha emitido ninguna postura referente a las pérdidas que dejó este sabotaje, a fin de conocer el número de unidades dañadas o a cuánto ascienden las pérdidas por estos vehículos que serían embarcados en el puerto de Veracruz para ser enviados, presuntamente al mercado europeo.

 

Con información de E-consulta


Compartir esta Noticia:

Comentarios