Noticia

Venden gas LP robado; habrá vigilancia en zonas colindantes con el ‘Triángulo Rojo’



Susana Vázquez Gil

@PrimeraLineaTH

 

El gobernador del estado de Puebla, Miguel Barbosa Huerta dio a conocer que se ha identificado un nuevo modus operandi de “huachigas” en la entidad, que consiste en intermediarios de las propias gaseras que “casa por casa” van distribuyendo el combustible, motivo por el que se implementarán estrategias de vigilancia en el “Triángulo Rojo” y sus alrededores.

El mandatario comentó en conferencia de prensa que el problema de la “ordeña” de los ductos de gas LP continúa siendo un problema y a pesar de que es responsabilidad de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) regular esta actividad ilegal, dicha dependencia “no ha hecho nada” desde que inició el confinamiento.

Barbosa Huerta explicó que parece ser que las propias gaseras son las que han estado comprando el gas robado, pero que no los distribuyen en sus plantas, sino a través de intermediarios que buscan pequeños compradores.

Admitió que ante el repunte de “huachigas” se implementará una estrategia con Protección Civil, Seguridad Pública, la Fiscalía General del Estado, la Sedena y Pemex para redoblar los esfuerzos de vigilancia sobre todo en el Triángulo Rojo, pero ahora en municipios colindantes como Tepeaca, Tecamachalco y Esperanza.

Aunque no mencionó todo los municipios colindantes con las zona roja, es importante mencionar que localidades como Cañada Morelos, Chapulco, Tepanco de López, Tlacotepec de Benito Juárez, entre otras, pertenecen a la región de Tehuacán, mismas en las que también prevalece un gran número de plantas distribuidoras de gas LP.


Compartir esta Noticia:

Comentarios