Directorio

Código de ética


El derecho universal a la información constituye el pleno desarrollo de la vida del hombre y el crecimiento garantizado de una democracia, todo esto consagrado en la Constitución Política Mexicana y la Carta de las Naciones Unidas.

 

El deber imperativo de las y los periodistas y de quienes lo ejercen debe estar al servicio de la verdad, de los derechos humanos y del mejoramiento social.

 

Es por ello que este Código de Ética es exclusivo de los periodistas de Primera Línea en apego a los valores establecidos y al respeto de las leyes por naturaleza:

 

I.- Los miembros serán reconocidos por:

 

  • GRUPO EDITORIAL TEHUACÁN y su consejo administrativo.

 

 

II.- Derechos y responsabilidades:

 

  • Publicación de información y material editorial procurando el respeto y sin atentar contra la integridad física y moral de quienes aquí laboran.
  • Se podrá negar la publicación de información que no tenga fines periodísticos o comerciales, o todo aquello que sea ajeno a este medio de comunicación.
  • No se podrán recibir dádivas o dinero a cambio del trabajo editorial ni se podrá participar en eventos que comprometan el trabajo objetivo, veraz y oportuno de Primera Línea; quien no considere esta situación podrá ser separado de sus funciones.
  • La información periodística deberá ser verificada y fortalecerse del sustento ofrecido por fuentes verdaderas mediante audios, video y fotografías.
  • Las consideraciones comerciales no son responsabilidad de la editorial, en todo caso deberán ser tratadas como asuntos diferentes y sin ninguna repercusión entre ambas.
  • Las publicaciones impresas deberán procurar un grado de sensibilidad con los temas de seguridad y humanidad. El manejo de redes sociales e internet serán libres y sin ningún manejo especial que pueda causar problemas legales a esta empresa.
  • Primera Línea ofrece anonimato a fuentes aprobadas por el Consejo Editorial y garantiza su uso adecuado.
  • Los periodistas pueden reservarse el origen de las declaraciones utilizadas en su  trabajo y de sus fuentes, a excepción de las leyes que así lo obliguen, como la orden de un juez determinado.

 

 

III.– De los colaboradores:

 

  • Primera Línea respetará siempre las opiniones expresadas por los articulistas y/o columnistas que sean invitados a este proyecto, dejando claro que el contenido de sus publicaciones puede no representar la posición editorial de este medio de información. Por lo tanto, lo que estos publiquen no será responsabilidad de este medio de información.

 

 

IV.– Réplicas:

 

  • Primera Línea se compromete a publicar cartas aclaratorias a todo aquel que se sienta afectado por nuestras publicaciones, siempre y cuando el Consejo Editorial considere que existen los argumentos suficientes para así hacerlo y a fin de no violar derechos de terceros.

 

 

V.– Derechos humanos:

 

  • En las fotografías se difuminará el rostro de aquellos que participen en operativos de seguridad, incluyendo civiles, policías y detenidos, cuando se considere que existe un riesgo de cualquier tipo para los involucrados.
  • En ningún caso se publicarán fotografías de menores de 18 años que sean detenidos o que sean expuestos a situaciones de riesgo.
  • Los periodistas deberán tratar siempre con respeto a todas las personas con quienes tengan un vínculo o relación en el marco de su quehacer y respetarán la privacidad ajena.
  • Los periodistas no publicarán datos privados de personas, a menos de que sea una fuente oficial quien la exponga o con la aprobación de los involucrados, tales como dirección o teléfonos particulares y evitarán poner en riesgo a cualquier persona.
  • De la misma forma evitarán publicar datos privados de aquellas personas que han sido víctimas de algún delito y se evitará publicar información que vulnere la seguridad de terceros.
  • La redacción buscará siempre la precisión en el uso de términos legales y evitará señalar como culpables a aquellos que se encuentren sometidos a un proceso judicial.
  • Todos quienes forman parte de este medio de información independientemente de sus actividades particulares deberán evitar caer en acciones que contravengan el presente código de ética.

 

 

Lo no previsto aquí será valorado por el Consejo Editorial, con el afán de tomar la decisión conducente y con apego a los principios que nos rigen: bienestar, honestidad, imparcialidad, profesionalismo y responsabilidad.